Mastopexia mitos y verdades

mitos y verdades sobre la cirugia mastopexia

Contenidos

La cirugía de mastopexia, es una de las cirugías que se realiza con más frecuencia en mujeres que han sido madres, han tenido una gran pérdida de peso, o tienen nivel alto de ptosis (caída de los senos). Al ser tan renombrada y famosa, sobre la mastopexia mitos y verdades pueden causar dudas y cuestionamientos, o incluso nos lleven a replantear la decisión de practicarse la cirugía.

Motivo suficiente por el cual, en Clínica Divinna queremos informar a nuestras pacientes sobre la mastopexia; aclarando las dudas más frecuentes que tienen nuestras pacientes y rompiendo los mitos o creencias populares sobre el levantamiento de senos.

Mitos

  • ¿Perderé la sensibilidad de mis pezones?

Durante las primeras semanas de recuperación postoperatoria, las pacientes pueden sentir cambios en la sensibilidad de los pezones, debido a el trabajo que se ha realizado con los nervios, tejidos y glándula mamaria. Sin embargo, la sensibilidad habitual retorna durante el postoperatorio.

Algunas pacientes, pueden presentar alta sensibilidad con el roce del brasier, al bañarse o cuando se aplican cremas y humectantes, durante las primeras 2 semanas, debido al retiro de la piel, reacomodación de tejidos y reubicación de las areolas.

También se puede presentar el caso de adormecimiento de los pezones, el cual es pasajero y puede desaparecer después del primer mes de postoperatorio.

  • ¿La cirugía de mastopexia es muy dolorosa?

No, el procedimiento no implica un dolor alto o intolerable. La paciente podrá sentir molestias e incomodidades las 24 o 48 horas después de salir del pabellón. Sin embargo, el dolor es tratable con medicamentos recetados por nuestros cirujanos especialistas.

Para las pacientes que se realizan la cirugía de mastopexia junto con un aumento mamario con prótesis, es posible que la sensibilidad mamaria sea más alta, y se presente mayor incomodidad a la hora de dormir, pero no representa un dolor mayor o intenso.

  • ¿El busto se puede levantar con el uso de cremas?

No, el busto no recupera su elasticidad, tonicidad y volumen con cremas o productos cosméticos, este es un gran mito que desinforma a las pacientes y les da falsas esperanzas.

Los ejercicios físicos reafirmantes, y de presión pueden cambiar un poco la apariencia de las mamas, tonificando los músculos pectorales. Sin embargo, no es posible levantar la glándula mamaria o disminuir el grado de ptosis con ningún producto.

Tampoco será posible eliminar la piel sobrante y estriada con el uso de productos tópicos, la única forma de reparar, levantar, y rejuvenecer el busto es la mastopexia.

  • ¿Los senos quedan pequeños después de la mastopexia?

La cirugía de mastopexia, consiste en retirar gran parte de piel, tejido y glándula mamaria excedente, caída o atrofiada, lo que si restará volumen a las mamás.

La paciente podrá observar una disminución en el tamaño de los senos  de forma armónica, es decir, no quedarán muy pequeños.

Dependiendo de la glándula mamaria que la paciente tenga, nuestro cirujano especialista podrá hacer un estimado del tamaño que tendrán los senos después de la mastopexia. Si la paciente quiere aumentar el tamaño de estos, podemos recurrir al uso de los implantes.

Este procedimiento combina la cirugía de mastopexia junto con la mamoplastia de aumento, utilizando implantes en silicona de última tecnología, para aumentar el tamaño del busto y tener una mejor proyección.

  • ¿El uso de los implantes mamarios puede levantar los senos, no es necesaria la mastopexia?

Sin duda alguna, este es uno de los mitos más escuchados y los que más desinforman a las pacientes, creando falsas expectativas, pues el uso de los implantes mamarios por sí solos no solucionan ni mejoran la caída de los senos.

Los implantes mamarios, son una excelente opción para las pacientes que quieran aumentar el tamaño y proyección de los senos, siempre y cuando no tengan exceso de piel, atrofia mamaria o senos muy caídos (ptosis).

Si se utilizaran solamente los implantes, sin haber retirado la piel flácida y sobrante, y reacomodado las areolas, al poco tiempo la paciente puede ver como el busto se cae aún más y se torna muy poco estético.

El peso del implante, (así sea pequeño) hace presión sobre la piel haciendo que descienda el busto.

Por esto es muy importante realizar previamente una cirugía de mastopexia, para reparar los tejidos, eliminar la piel sobrante, levantar la glándula mamaria y tener un busto firme y sano para el uso de los implantes.

verdades

Verdades

  • La mastopexia no afecta la lactancia:

Si bien es cierto que durante la mastopexia se modifica y acomoda la glándula mamaria, no tiene ninguna afectación sobre los conductos galactóforos (conducto que transporta la leche hasta el pezón), lo que permitirá que la paciente pueda lactar con normalidad cuando decida quedar en embarazo.

Si la paciente decide realizar la mastopexia junto con el aumento mamario, esto tampoco representa un problema para la lactancia, ya que el implante se ubica generalmente detrás del músculo pectoral, lo que no perjudica la glándula mamaria.

  • La mastopexia deja cicatrices:

Si, al ser un procedimiento quirúrgico que implica una incisión o corte, la mastopexia dejará una cicatriz que puede ser periareolar, en forma de T invertida, o con una línea vertical baja.

Estas cicatrices, se van desvaneciendo con el paso del tiempo y el cuidado meticuloso de las incisiones.

El uso de cremas cicatrizantes y sesiones de oxigenoterapia en las cámaras hiperbáricas, ayuda a que las cicatrices se desvanezcan y la piel recupere el colágeno y tonicidad con mayor agilidad.

  • La mastopexia reduce los dolores de espalda:

La gigantomastia o también conocido como la hipertrofia mamaria nulípara, es una condición que provoca un crecimiento exponencial de los senos, trae varias complicaciones en la salud de las mujeres, incluyendo fuertes dolores de espalda, cabeza y cuello.

Al realizar una mastopexia de reducción, nuestras pacientes pueden tener una mejoría inmediata en el dolor de espalda y corrección de postura, aumentando su autoestima y armonizando su figura.

  • La mastopexia rejuvenece los senos después de la maternidad:

Sin duda alguna, la mastopexia es la cirugía más indicada para las mujeres que han pasado una o varias veces por el proceso de la maternidad y la lactancia. Este procedimiento recupera el volumen, firmeza, proyección y juventud de los senos.

Durante la cirugía, se levanta la mama, se corrigen asimetrías, se reubican las areolas, y por supuesto, se elimina la piel flácida y estriada que generalmente trae consigo la lactancia.

Si la paciente perdió un poco de volumen después de la maternidad o debido a una gran pérdida de peso, la mastopexia con el uso de implantes mamarios para obtener mayor volumen, será una gran alternativa.

Si requieres una cita de valoración o diagnóstico, no dudes en consultar a nuestros cirujanos especialistas para evaluar tu caso y brindarte las mejores alternativas.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Otros artículos:

Adquiere más información sobre mastopexía aquí.

Escrito por:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − cinco =