¿Cómo se realiza una mastopexia?

Cómo-se-realiza-una-mastopexia

Una de las grandes preocupaciones de las mujeres, cuando se realizan una cirugía de mamas, es sobre la visibilidad de las cicatrices o el tamaño de estas. A menudo surgen preguntas como: ¿Cómo se realiza una mastopexia? ¿Puedo ponerme implantes con la cirugía de mastopexia? ¿Podré amamantar después de hacerme una mastopexia? Dudas que resolveremos en este espacio.

La mastopexia, es una cirugía que permite cambiar completamente la apariencia de los senos, rejuveneciéndolos, levantándolos y tonificándolos. Es un procedimiento estético muy favorable, que le brinda a nuestras pacientes resultados armónicos y duraderos, así como una mejora en su autoestima y amor propio.

Además, es una cirugía en la cual se ven los resultados prontamente (generalmente en las primeras semanas) y con un postoperatorio muy llevadero.

Para poder practicarnos una mastopexia, es necesario tener un diagnóstico médico, donde el cirujano especialista nos indique cuál es la técnica ideal según la caída de los senos, y si es posible combinar la cirugía con una mamoplastia de aumento, para obtener un mayor tamaño y volumen en las mamas.

¿Cómo es el procedimiento?

La mastopexia, es un procedimiento que se lleva a cabo en una sala quirúrgica bajo anestesia general, por cirujanos estéticos especializados. Tiene una duración de 2 a 3 horas aproximadamente.

La Cirugía, consiste en levantar el tejido mamario caído y ajustarlo al músculo pectoral para que esté firme. Así mismo, se retira el exceso de piel que frecuentemente tiene estrías y es demasiado delgada. Estos casos se pueden presentar después de uno o varios embarazos o por la pérdida significativa de peso, provocando una caída importante de los senos o un nivel avanzado de ptosis.

En el caso en que las pacientes deseen utilizar implantes mamarios, estos se insertan durante el mismo procedimiento de mastopexia.

Dependiendo de el nivel de la ptosis, el grado de caída, y el tamaño de los senos, se puede establecer 3 técnicas de intervención y corte, siempre buscando la estética en la cicatriz, estas son:

  • Técnica Periareolar: Esta técnica, es la que se realiza solamente en la areola de la mama, se puede llevar a cabo cuando no hay mucho tejido que retirar, el tamaño del seno no es muy grande y no es excesiva la cantidad de piel a retirar.

 

  • Técnica periareolar con corte vertical: Se puede presentar con mucha frecuencia, que las areolas crezcan y se caigan al nivel del surco mamario, o que los pezones crezcan y la piel se torne flácida y caída después de la maternidad y lactancia. En estos casos, esta técnica es muy favorable para el levantamiento de las mamas.

 

  • Técnica de T invertida: Cuando las pacientes tienen un busto muy grande y se va a retirar mucho tejido mamario, es necesario recurrir a esta técnica, ya que nos permite eliminar con más facilidad la piel sobrante, y a la vez ajustamos los tejidos para tener mayor elevación de las mamas.
Cómo-es-el-procedimiento

Combinaciones de cirugías mamarias con la mastopexia

Cuando los senos son excesivamente grandes,  y la paciente quiere disminuir su talla por los constantes dolores de espalda, cintura e incomodidades que provocan, realizamos una mastopexia con una mamoplastia de reducción. Es decir, vamos a retirar la piel flácida o caída y parte de la glándula mamaria para así reducir de talla y lograr unos senos tonificados con el tamaño correcto.

Si, por el contrario, los senos tienen un tamaño adecuado según la morfología y gusto de la paciente, pero están caídos, flácidos y con exceso de piel, se realiza una técnica de mastopexia sencilla, para hacer el levantamiento de las mamas, sin retirar mucha glándula mamaria o usar implantes, no es necesario llevar algún otro procedimiento a cabo.

En el caso de las mujeres que han sido madres, han pasado por un proceso de lactancia y tienen los senos caídos y con poco volumen, podemos practicar una mastopexia con implantes mamarios. Es decir, mezclar la mastopexia para retirar la piel sobrante, levantar el busto y combinarla con una mamoplastia de aumento, para otorgar mayor volumen y proyección de los senos.

Este volumen, se obtiene con la ayuda de los implantes de silicona, los cuales se eligen previo a la cirugía, en las citas de diagnóstico con nuestros cirujanos especialistas, para determinar el tamaño ideal.

Por otra parte, existe la creencia o mito de que si el pecho está caído, tiene alto descenso o una ptosis media, se puede hacer una mamoplastia de aumento con implantes para ocupar el vacío y mejorar el aspecto de la piel flácida de las mamas, algo que es completamente erróneo ya que los senos se pueden caer aún más, por el peso de los implantes. Lo recomendable es hacer primero una mastopexia.

Por esto, es indispensable recibir la valoración de nuestros cirujanos en cada paciente, para determinar cuál es la cirugía indicada según la patología o caso específico. Teniendo en cuenta que las mamas, pueden presentar diferentes niveles de caída o atrofia por diversas razones.

Sensibilidad en los senos después de una mastopexia.

Cuando realizamos una cirugía de mastopexia, buscamos retirar la mayor cantidad posible de piel sobrante, que representa flacidez e incomodidad para nuestras pacientes. Sin embargo, esto no quiere decir que se va a perder o aumentar la sensibilidad en los senos.

Es preciso decir, que la sensibilidad se puede ver incrementada en las primeras semanas después de realizado el procedimiento, debido a la intervención quirúrgica, pero es la misma sensibilidad que podría presentar una paciente que se haya practicado cualquier cirugía mamaria como una mamoplastia de aumento o disminución.

Por lo que retirar los excesos de piel flácida y hacer el levantamiento de las mamas no implica una pérdida de sensibilidad.

Lactancia después de la mastopexia

Antes de realizarse una mastopexia, nuestras pacientes deben saber que no tendrán ningún problema a futuro cuando decidan ser madres e iniciar con la etapa de lactancia, ya que la cirugía no interviene en el proceso.

Esto se debe, a que la mastopexia sencilla o la mastopexia con implantes mamarios, no implica que se toquen o afecten los conductos galactóforos o conductos mamarios, por lo que los conductos que transportan la leche materna estarán en perfectas condiciones para cumplir su labor.

Por otra parte, si la paciente queda embarazada después de haberse realizado la mastopexia, es probable que los senos crezcan excesivamente durante el embarazo, la piel se puede estriar, presentando nuevamente flacidez o caída. Dejando como resultado una piel muy delgada y frágil, por lo que recomendamos practicarse la mastopexia, cuando ya se tome la decisión de no tener más embarazos.

En Clínica Divinna, contamos con varios procedimientos quirúrgicos, que en conjunto con la mastopexia pueden resolver las diferentes patologías en los senos de nuestras pacientes, por más difíciles que parezcan.

Contamos con los mejores cirujanos especialistas y con un integro equipo de profesionales para brindarte la mejor solución a tu problema.

Si tienes dudas o requieres una consulta con nuestros cirujanos, puedes dejarnos tus datos para contactarnos contigo.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Otros artículos:

Adquiere más información sobre Mastopexia aqui.

Escrito por:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *