¿Qué se puede comer después de una abdominoplastia?

¿Qué se puede comer después de una abdominoplastia?

Contenidos

Llevar una alimentación sana y balanceada, después de una cirugía de abdominoplastia, ayuda a mantener un resultado satisfactorio y duradero a través del tiempo, a mejorar los tiempos de recuperación y obtener una cicatriz más estética. Razón por la que hoy te comentaremos qué alimentos debes consumir y cómo estos contribuyen a tu recuperación.

El resultado de una excelente cirugía de abdominoplastia, depende en gran medida de los cuidados pre y  postoperatorios, en especial de la nutrición y la alimentación que tengan nuestras pacientes en el proceso de preparación y en  las primeras semanas de recuperación.

Las dietas alimentarias pre y  postoperatorias, siguen un patrón que consiste en la nutrición y absorción de vitaminas y fibras necesarias para la recuperación del paciente. Sin embargo, dependiendo del tipo de cirugía que se haya realizado, la dieta puede variar un poco.

Lo más importante para tener en cuenta antes de iniciar cualquier dieta, es saber que estás no buscan eliminar alimentos de forma definitiva o abrupta, tampoco se trata de morirse de hambre ¡no! Por el contrario, se trata de elegir correctamente los alimentos que aporten al cuerpo los nutrientes y vitaminas que este necesita.

Y como sabemos que puede ser un poco difícil en un principio adaptarse a estos cambios alimenticios, en Clínica Divinna contamos con una experta profesional en nutrición, que evalúa y diseña un plan de alimentación para cada una de nuestras pacientes, según su procedimiento quirúrgico y su necesidad.

De esta manera, nuestras pacientes pueden resolver todas las dudas y preguntas que tengan con nuestra nutricionista, antes y después de la cirugía, para así llegar en perfectas condiciones al procedimiento.

¿Por qué pueden variar las dietas alimenticias postoperatorias?

Las dietas de recuperación o dietas postoperatorias, tienen un mismo propósito; mejorar el estado de salud de la piel, los tejidos y órganos vitales. Busca fortalecer el sistema inmunológico para aumentar la elasticidad y vitalidad de los tejidos, obteniendo una excelente cicatrización y recuperación.

Sin embargo, estas dietas pueden variar en función de la cirugía que se haya practicado y las características físicas de las pacientes.

Es decir, si las pacientes se han realizado una cirugía de nariz, pómulos, mentón, o boca, deberán cumplir con las recomendaciones de no consumir alimentos ricos en grasas, alcohol, tabaco etc. Pero adicionalmente, deberán suspender los primeros días las comidas o bebidas calientes para evitar la inflamación facial y la mala cicatrización.

Por esto, la recomendación para estos pacientes será la dieta blanda por varias semanas para evitar el excesivo movimiento de la articulación temporomandibular al masticar, así como la musculatura del rostro.

Caso contrario, sucede con las dietas alimenticias después de una abdominoplastia, liposucción o lipoescultura. El factor primordial de esta dieta será el consumo de fibra y agua para mejorar la digestión.

¿Por-qué-pueden-variar-las-dietas-alimenticias-postoperatorias

¿Cómo es la dieta postoperatoria después de una abdominoplastia?

La pregunta más frecuente que recibimos en Clínica Divina por parte de nuestras pacientes cuando se practican una abdominoplastia es: ¿Qué puedo comer? Y a grandes rasgos podemos decir que el cuidado de ahora en adelante será con frutas, verduras, agua, fibra, pocos azúcares y carbohidratos.

Lo más importante de la dieta postoperatoria después de una abdominoplastia es el AGUA y la fibra, teniendo en cuenta que se debe mejorar la digestión y el tránsito intestinal.

Y es que, cuando las pacientes salen del pabellón y comienzan su proceso postoperatorio estarán unos días en cama, con el abdomen fajado y sin poder hacer ejercicio cardiovascular inicialmente, lo que puede ocasionar lentitud en el tránsito intestinal.

Debido a esto, se debe comenzar con una dieta líquida y con caldos ligeros para avanzar a dietas blandas y alimentos suaves que el cuerpo pueda digerir fácilmente. Recordemos que si se presenta estreñimiento, cólicos o gases durante la recuperación, puede resultar incómodo para nuestras pacientes ir al baño.

Por consiguiente, la alimentación recomendada es:

  • Dieta líquida: se llevará a cabo después de las primeras 8 o 12 horas en las que la paciente vuelva a comer. En esta se incluye; té, zumos y caldos.
  • Dieta blanda: Alimentos carentes o bajos en grasa y de fácil masticación y digestión: Puré, sopas, pescado hervido, zumos.

 

Proteínas: son necesarias dentro de una dieta postoperatoria, ya que contribuyen a la reparación de los músculos y tejidos a la vez que transportan minerales en el cuerpo, algunas proteínas son:

  • pavo
  • Conejo
  • Pollo
  • Pescado
  • Huevos
  • Mariscos

Frutas y verduras: son un alimento indispensable en el proceso de recuperación ya que proporcionan al cuerpo nutrientes, vitaminas, minerales, fibra y agua. Las frutas con semillas, como la pitaya y papaya también ayudan a mejorar el proceso digestivo, algunos alimentos recomendados:

  • Coliflor
  • Tomate
  • Lechuga
  • Espárragos
  • Manzana
  • Piña
  • Melón
  • Sandia

Hidratos de carbono: algunos granos o hidratos de carbono se pueden consumir progresivamente en el postoperatorio, teniendo en cuenta sus cantidades, los permitidos son:

  • arroz integral
  • cereales integrales
  • avena
  • salvado de trigo

Los que no estarán incluidos en la dieta postoperatoria son los carbohidratos de azúcar o hidratos de absorción rápida como: pasteles bombones, azúcares y postres.

Grasas: Las grasas son una parte fundamental de la alimentación en muy pocas cantidades y dependiendo el peso de la paciente, estas deben ser de origen natural y no procesadas o saturadas.

  •  Aguacate
  •  aceite de oliva
  •  algunos pescados y frutos secos.

 

No en todos los casos es recomendado por nuestra nutrióloga los alimentos con fuente de grasa. Se incluirán o no en la dieta, dependiendo el proceso quirúrgico y las características físicas de la paciente.

Agua y Líquidos: Es el factor más importante para la recuperación de la piel, la sana cicatrización y la absorción de los nutrientes.

Ingerir agua los días previos a la cirugía, ayudará a hidratar la piel y acondicionar los músculos para una pronta recuperación. Es recomendable consumir mínimo un litro de agua al día durante el postoperatorio.

¿Por-qué-se-debe-llevar-una-dieta-después-de-la-abdominoplastia

¿Por qué se debe llevar una dieta después de la abdominoplastia?

Para que el cuerpo tenga una pronta recuperación y un adecuado funcionamiento, es necesario ingerir alimentos que contienen suficientes vitaminas y minerales que potencialicen el sistema inmunitario y lo fortalezcan para lo que será la intervención quirúrgica.

Para cumplir esta tarea, es necesario proveer al cuerpo de los alimentos necesarios en las cantidades correctas. No por el hecho de proveer energía y vitaminas se debe exagerar en el consumo de estos. (nuestra especialista en nutrición te brindará toda la ayuda necesaria para que aprendas a servir tus porciones)

Suplementos dietarios

Algunos suplementos dietarios, no son recomendables antes o después de la cirugía, ya que pueden intervenir en la función de los medicamentos. Los antiinflamatorios, anticoagulantes y desinflamatorios, podrían no cumplir su trabajo si se mezclan con estas sustancias.

Para nosotros en Clínica Divinna, es fundamental conocer el proceso nutricional de cada paciente antes de practicarse una cirugía plástica como la abdominoplastia.

Por esto, evaluamos las condiciones físicas y morfológicas de cada paciente, con nuestra especialista en nutrición. Quien les brinda una dieta especializada según sus indicadores antropométricos, morfología, estructura corporal y zonas de almacenamiento de grasa.

Si tienes dudas o requieres más información sobre los procesos nutricionales de tu post operatorio, puedes dejarnos tus datos para contactarnos y brindarte la mejor asesoría.

 

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Otros artículos:

Algunas Recomendaciones

Es fundamental la ingesta de agua. A mayor ingesta aumenta el drenaje y se logra disminuir el edema,

Adquiere más información aqui.

Escrito por:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *