Electroestimulación

electroestimulacion

El EMS y sus beneficios

La electroestimulación forma parte de lo que se conocen como “ejercicios pasivos,” los cuales arrojan los mismos resultados  que hacer deporte o ir al gimnasio en una o 2 horas pero tan solo en 20 minutos. Es una técnica que cada vez se utiliza más en el campo de la estética y del fitness, ya que aporta beneficios en ambos ámbitos. El cuerpo de tus sueños y una óptima salud ahora son posibles a través de prácticas y cortas sesiones de electroestimulación.

¿Cómo se lleva a cabo el EMS?

A los efectos de llevar a cabo una sesión del EMS, se le coloca al paciente un traje que emite ondas magnéticas. 

¿Cuánto duran las sesiones?

Una sesión tiene una duración de veinte minutos y el entrenamiento consiste en dos sesiones semanales. Sin embargo, su equivalente es de una hora y media de ejercicio físico.

¿Cómo se produce la remodelación corporal con el EMS?

Las descargas que produce son percibidas por el cuerpo como impulsos del sistema nervioso. Esta simulación lleva cada impulso a la fibra muscular que se encuentra en los niveles más internos de la estructura del músculo y la intensidad alcanzada es notoriamente superior a la que se obtiene mediante una sesión de gimnasia o de entrenamiento corporal promedio. 

Las ondas magnéticas producidas por EMS  actúan de forma mucho más profunda y sobre muchas más fibras musculares que el ejercicio físico activo al que estamos habituados. Esto desencadena un proceso de tonificación muscular avanzado, al tiempo de que transforma la grasa en fibra muscular. 

Cada kilo de grasa que se pierde, se transforma en músculo. La reducción de volumen en las medidas se produce porque la grasa ocupa más lugar que el músculo y porque pesa menos. 

El resultado es una figura esculpida a través de una masa muscular voluminosa y con muy baja presencia de tejido adiposo.

Remodelacion cuerpo

Beneficios del EMS

 

Conseguir una figura estilizada

 

Los espacios que ahora ocupa el tejido adiposo se vacían y pasa a predominar la masa muscular. El contorno se tensa, desaparece la flacidez y la silueta adquiere firmeza y volumen en las zonas estratégicas. 

 

Mejora la circulación sanguínea

 

La estimulación que recibe el cuerpo no solo afecta de forma positiva a los músculos, sino también a los capilares. En consecuencia, la circulación se activa y el drenaje linfático comienza a fluir con mayor eficiencia.  

 

Optimiza la oxigenación

 

El oxígeno penetra en los tejidos con mayor facilidad, lo que reduce nuestra sensación de fatiga al realizar tareas cotidianas que requieren fuerza o resistencia aeróbica. 

 

Obtención de un mejor retorno venoso

 

Gracias a la mejora en la circulación, el retorno venoso se ve optimizado, con lo cual estaremos previniendo varices e insuficiencia venosa, También favorece a obtener un mejor bombeo del corazón y a una mayor oxigenación de tejidos. 

 

Prevención del daño articular

 

La realización de ejercicios aeróbicos con la inclusión de fase de vuelo, así como también la ejecución incorrecta de los ejercicios de fuerza máxima, tienen un impacto directo sobre nuestras articulaciones. Es por ello que tantas veces vemos cómo deportistas de élite y personas que han realizado actividad física intensa toda su vida, sufren de artrosis. En cambio el EMS no representa carga alguna sobre las articulaciones y, por ende, no las daña.

 

Reducción de la fatiga mental

 

El alto rendimiento a nivel de actividad física puede tener un impacto psicológico negativo en la persona. Los resultados que se tardan en llegar, las largas sesiones de ejercicio y el dolor muscular que estas ocasionan, pueden llegar a agotar mentalmente a la persona. Sin embargo, a través de la electroestimulación nos ahorramos este perjuicio que suele ser el principal responsable de alejar a las personas de los gimnasios.

 

Recuperación muscular

 

Las personas que realizan ejercicio físico en centros deportivos, también pueden beneficiarse con el EMS, ya que las ondas magnéticas activan el proceso de regeneración de las fibras musculares que se rompen cuando se produce un desgarro o cuando el músculo es sobreexigido por la dinámica del propio entrenamiento. 

 

Eliminación de las toxinas

 

Como ejercicio muscular,  arrastra las toxinas fuera del organismo. De esta forma, los sistemas de tu cuerpo funcionarán de manera más eficiente.

 

Reducción o eliminación de celulitis

 

La celulitis es una señal de sedentarismo y de que el metabolismo de las grasas corporales no se encuentra funcionando de forma adecuada. Cuando la apariencia de piel de naranja se instala en los muslos, en los glúteos o en el abdomen, nuestro cuerpo nos está diciendo que se está acumulando más grasa de aquella que se utiliza. Y es aquí que entra en escena el EMS, ya que gracias a ella los músculos aumentarán de tamaño y comenzarán a alimentarse de ese excedente de grasa. De esta forma, se gana en estética, en confort y en salud. 

 

Además de estos beneficios, es una gran aliada de la medicina deportiva, porque su implementación evita la pérdida de masa muscular cuando se produce una lesión que obliga al deportista a mantenerse alejado de sus prácticas. 

celulitis

¿Está recomendada para todas las personas?

 

Como todo entrenamiento físico, tiene sus contraindicaciones y, aunque son pocas y muy específicas, es importante tenerlas en cuenta. No deben recurrir a ella los siguientes grupos de personas: 

 

  • Mujeres embarazadas
  • Personas con plaquetas 
  • Personas con dificultad de coagulación
  • Personas con metástasis
 

Consideraciones a tomar en cuenta

 

El EMS duplica o triplica sus resultados cuando es usada como complemento del entrenamiento físico activo. En tales casos se recomienda consumir carbohidratos tres horas antes del entrenamiento si lo que se pretende es aumentar la masa muscular. En caso de que la intención sea la pérdida de peso, es recomendable adherirse a una alimentación afín a dicho propósito. 

El consumo de abundante agua media hora antes de la sesión de ejercicios está recomendado sea cual sea el propósito del entrenamiento. 

Una ventaja que obtendrás de la combinación de ambos tipos de entrenamiento, es que no necesitarás esforzarte tanto en tus sesiones de gimnasia o de ejercicio activo y podrás elegir tomar clases más cortas, ya que veinte minutos de EMS equivalen a una hora y media de ejercicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − 5 =